jueves, 26 de agosto de 2021

Más prensa histórica de Canarias en internet: El Acicate (1901-1902)

 

Un nuevo periódico viene a engrosar la colección de publicaciones de La Palma disponibles en la plataforma de Prensa canaria digitalizada de la Biblioteca de la Universidad de La Laguna. Se trata de “El Acicate: Periódico independiente, noticiero y literario”, que publicó su primer número el 5 de julio de 1901 en la imprenta Gutenberg de Santa Cruz de La Palma.

Se trata de una publicación difícil de encontrar en las hemerotecas canarias y sobre la que existe muy poca información. Los principales historiadores de la prensa insular no coinciden en su descripción. Luis Maffiotte (1) solo da noticia de su título y lugar de impresión, asegurando que cesó en 1901, el mismo año de su nacimiento. Este autor es corregido años después por Juan Régulo (2), quien debió tener en sus manos una de las pocas colecciones completas existentes, la que se encuentra en la Biblioteca de la Sociedad Cosmológica de La Palma. El profesor Régulo confirma que el diario editó, al menos, hasta el número 28, fechado el 27 de enero de 1902. Este ejemplar también es el último de la colección que ahora presentamos.


Régulo añade algunos datos más y cita como director a Manuel Pérez Camacho, aunque este punto fue rebatido tiempo después por J. Pérez García (3) y, recientemente, también por Eliseo Izquierdo (4). Ellos atribuyen la fundación y dirección de El Acicate al poeta y periodista Domingo Carmona Pérez, quien había dirigido con anterioridad los periódicos palmeros El Criterio y Diario de Avisos.

La confusión es lógica, ya que Domingo Carmona es citado con frecuencia en la prensa palmera de la época como jefe de redacción del semanario. Según E. Izquierdo, parece que el propio Carmona reivindicó su responsabilidad en el periódico en una Carta abierta dirigida a Wenceslao Abreu, entonces director del Heraldo de La Palma, publicada en el número 21 de El Acicate, el 5 de diciembre de 1901.


En cualquier caso, el nuevo periódico fue bien recibido inicialmente por sus colegas del momento, como El Fiscal, Diario de Avisos, Heraldo de La Palma y La Defensa. El Diario de Avisos lo saludó desde su primera página al día siguiente de la publicación del primer número, reproduciendo parte de su programa de presentación: «Defender en lo que alcancen nuestras fuerzas los intereses morales y materiales de la Isla de la Palma. No inmiscuirse en nada absolutamente que se relacione con la política local. No descender nunca, aunque para ello hubiese causa justa, al cenagozo y putrefactivo terreno de la personalidad usando del sarcasmo y la indirecta miserables


Si el periódico cumplió con su programa o no, queda a juicio de los curiosos e investigadores, que ya pueden acceder a sus contenidos libremente en internet. 



Los ejemplares de El Acicate de nuestra colección han sido digitalizados por el personal de la Biblioteca Canaria de la Universidad de La Laguna, que continúa trabajando para conservar y difundir las publicaciones periódicas de nuestra hemeroteca en las mejores condiciones posibles.




Notas y más información 

  1. Maffiotte, L. Los periódicos de las Islas Canarias: apuntes para un catálogo. 1905-1906

  2. Régulo, J. (1948). “Los periódicos de la isla de La Palma (1863-1948)". En: Revista de Historia, 84: pp. 338-413

  1. Pérez García, J. (2009). Fastos biográficos de La Palma.

  1. Izquierdo, E. (2005). Periodistas canarios siglos XVIII al XX.


viernes, 9 de julio de 2021

In memoriam Pedro Ontoria Oquillas

Desconozco en cuántas ocasiones a lo largo de la Historia se ha podido establecer una simbiosis entre un determinado autor y su personaje biografiado. Cuando uno constata, leyendo los trabajos sobre la figura historiada, que coinciden uno por uno los rasgos y pautas de su comportamiento, su nobleza, su valentía y compromiso, con los del investigador que lo ha estudiado durante años, solo podemos apelar a los insondables cauces del destino que han unido a ambos individuos, separados por siglos de existencia. Este es el caso de nuestro querido amigo Pedro Ontoria Oquillas, a cuya memoria van destinadas estas líneas. Su legado ha quedado vinculado de forma inextinguible al del general Antonio Gutiérrez (que da nombre a la cátedra cultural de la Universidad de La Laguna), arandinos ambos, unidos en una conjunción entretejida por lazos invisibles e indivisibles. 

Muestra bibliográfica
Muestra bibliográfica. 
Pedro Ontoria dedicó gran parte de su vida a la investigación histórica, para la cual robaba horas tanto a su propio descanso como al de sus dos auténticas pasiones, su entrañable familia y su labor de docente. De su trabajo en el ámbito de la historia hay incontables ecos desde su tierra natal, en Gumiel de Izán (Burgos), localidad de la que fue, podríamos afirmar, su cronista de hecho, hasta Tenerife, la isla que cautivó sus desvelos y donde se estableció tras haber vivido en tierras europeas durante su temprana madurez. El ámbito de sus estudios, multidisciplinar, es un reflejo de aquella envidiable formación académica de antaño. Ontoria poseía hondos conocimientos en lenguas latina y griega, en historia de la educación, en historia del arte, en literatura, entre muchas otras disciplinas, y fruto de ese bagaje cultural fraguaron a lo largo de su vida artículos y libros sobre esas materias, siempre sumando, siempre aportando facetas o referencias de interés. Nunca olvidaré que Pedro publicó en el periódico El Día un sorprendente estudio sobre la posible autoría del archiconocido poema del Mío Cid, un texto que acabaría teniendo notoria repercusión entre las autoridades especializadas en esa magna obra de nuestra literatura universal. 

Busto del Gral. Gutiérrez. Wikipedia
Personalmente podría afirmar que tuve el privilegio de conocer a Pedro Ontoria antes incluso de conocerle, valga el contrasentido, y es que devoré las páginas de su primera biografía General Antonio Gutiérrez :1729-1799: vencedor de Nelson en Santa Cruz de Tenerife, editada por el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife en 1994. Cuando ya tuve la suerte de entablar amistad con él, por mediación de nuestro siempre añorado Luis Cola Benítez, nos embarcamos en la recopilación de las Fuentes documentales del 25de Julio de 1797, un proyecto que nació por idea del propio Pedro Ontoria y que sigue hoy dando sus frutos. No dudes, preciado amigo, que seguiremos en esa senda.

Ontoria, con la reedición y notable ampliación de su biografía sobre el general Gutiérrez (Ediciones Idea en 2006), se ha convertido en una pieza clave en la fundamentación histórica del asalto británico a Santa Cruz de Tenerife en julio de 1797. Con su rigor, su estilo sistemático, infatigable, se fue ordenando el conocimiento existente sobre la Gesta en mil y un apartados, y hoy su esfuerzo, plasmado en varias ediciones, pone al alcance de cualquier investigador todas las fuentes sobre la histórica batalla, una de las páginas más fascinantes dentro de los anales insulares.

La mirada de Pedro, esos pequeños ojos azules, vivirán en las pupilas del bronce eterno de la escultura del general Gutiérrez, fundidas ambas, contemplando el horizonte de ese Santa Cruz al que dedicó sus desvelos intelectuales y humanos. ¡Descansa en paz, queridísimo y admirado amigo!


Daniel García Pulido


Los miembros de la Biblioteca Canaria de la ULL compartimos el sentimiento de nuestro compañero Daniel García Pulido, investigador y bibliotecario. Nos sumamos a este pequeño homenaje a Pedro Ontoria, otro erudito local apartado de las pompas académicas, pero buceador imprescindible en documentos y archivos para encontrar los datos que hacen nuestra historia. 

Gracias don Pedro.

jueves, 17 de junio de 2021

La Universidad de La Laguna y el Cabildo Insular de La Palma colaboran en la difusión de la prensa histórica canaria




Más de 5.000 páginas de antiguas publicaciones palmeras han sido digitalizadas gracias al convenio firmado entre el Cabildo Insular de La Palma y la Universidad de La Laguna. Este acuerdo, además de permitir el acceso libre a los periódicos palmeros que conserva la ULL, preserva los originales al evitar su manipulación.


En esta colección se encuentran muchos documentos interesantes y curiosos seleccionados en la Biblioteca de la ULL, entre los que destaca por su extrema rareza el ejemplar de La Juventud (1904). Se trata de una casi desconocida publicación que parece no haberse conservado en ninguna hemeroteca o archivo, salvo quizá en la del ilustre erudito, filólogo y añorado profesor de esta Universidad, don Juan Régulo.

El investigador palmero la consideraba por su "contenido y el aspecto" una publicación no autorizada, de carácter satírico, que habría circulado desde el 16 de marzo de 1903 hasta el 21 de mayo de 1904. La Juventud se publicaba en la imprenta "Búscala" (?), presuntamente cuatro veces al mes, en Santa Cruz de La Palma.

   


Difícil de encontrar resulta también Tazacorte, publicado entre 1910 y 1913, dirigido por Francisco Brito Lorenzo. Se trata del primer periódico de esta localidad, cuando aún formaba parte del municipio de Los Llanos de Aridane. Tanto este título como el anterior se encuentran en nuestra hemeroteca gracias a la generosa donación de la Asociación de Antiguos Alumnos y Amigos de la Universidad de La Laguna (ALUMNI ULL​).


Nueve títulos históricos más se encuentran ya disponibles en nuestra Biblioteca digital, y alguno de ellos presenta alguna de las colecciones más completas que se conocen de la publicación. Un ejemplo es El Zurriago (1898), con sus diecisiete ejemplares. Este semanario “de intereses generales, satírico y literario”, que anunciaba en enero de 1899 su agonía, antes de cumplir el año, publicando en portada: “Por atender a sus quehaceres se ha dado de baja por este número el Director de este periódico.”

La importancia de ser el primero
Como El Zurriago, muchos de los títulos seleccionados para su difusión en internet incluyen el primer número editado, aquel en el que las publicaciones suelen definir sus intereses y objetivos, lo que da mayor interés a la colección. Es el caso también de El Eco (14-07-1884), La Defensa (20-09-1899), El Fiscal (15-01-1900), Germinal (11-02-1904) y El Pueblo (23-07-1910).

Como afirma M. R. Hernández, la relación con una ideología, facción o con determinado personaje político puede quedar también explícita desde la cabecera de la publicación. Este es el caso de El Eco: Periódico político liberal o Germinal: Órgano del Partido Republicano, aunque a menudo los periódicos diluían su vinculación política real calificándose como hace el periódico conservador La Defensa: Periódico político y de intereses materiales o El Fiscal: Periódico político independiente y de intereses generales.



Al igual que los periódicos de las islas mayores y con un entorno similar en muchos aspectos, la mayoría de las cabeceras palmeras de estos años tenían una vida corta, con dificultad mantenían la frecuencia anunciada, generalmente semanal, y solo alcanzaban las cuatro páginas en casos extraordinarios. También eran frecuentes los errores en la datación y numeración de los ejemplares. Esta circunstancia se suma a la limitada difusión pública de las colecciones existentes en bibliotecas y archivos (públicos o particulares) de Canarias, dificultando el trabajo de los investigadores para determinar la verdadera duración y alcance de las cabeceras. 

Los números
Entre los más de cinco millares de páginas que presentamos se encuentra, con 520 páginas de 131 ejemplares, El País: Periódico político y de intereses generales, dirigido por José Tabares Sosa en Santa Cruz de La Palma. Le siguen en número creciente Germinal (716 págs.) y La Defensa (1.344 págs.), hasta llegar a las 1.782 páginas digitalizadas del Diario de Avisos de La Palma.


Son más de 800 números del decano de la prensa en Canarias, que se fundó en 1890 y es la cabecera más antigua que sigue en activo. Esta misma circunstancia nos impide difundir libremente sus contenidos, aunque sean anteriores a 1903, por lo que solo pueden ser consultados por miembros de la comunidad universitaria y personal investigador acreditado.


Entre las publicaciones reproducidas se ha incluido por su interés un ejemplar de los Anales de la Sociedad Económica de Amigos del País de Santa Cruz de La Palma, publicado en 1907 y firmado por el secretario de la entidad Pedro J. de las Casas Pestana. Es el segundo número conocido con este título: el anterior se publicó en 1904, con información de los años 1901 y 1902. El que presentamos contiene los "Anales" de 1903 a 1906 y da información sobre la Junta Directiva, la lista de socios de número y corresponsales, así como unas "Notas históricas de la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Santa Cruz de La Palma".


Esperamos que la difusión en internet de estas publicaciones amplíe el conocimiento y el interés por nuestra historia a través de una de sus fuentes principales y agradecemos al Cabildo Insular de La Palma su especial sensibilidad y preocupación por la conservación del patrimonio documental de todos los canarios.

La prensa histórica requiere unas medidas de conservación especiales, por tratarse de documentos únicos o difícilmente reemplazables, que nos obligan a restringir su manipulación. Por esta razón todos los ejemplares de los títulos digitalizados están ya retirados del uso público para su preservación.

A partir de ahora, se pueden consultar estas publicaciones junto a muchas otras en nuestra web, pinchando en Prensa Canaria Digitalizada. Allí podrá realizar búsquedas por título, lugar de publicación, fecha y/o términos concretos. Solo están restringidos a la comunidad de la Universidad de La Laguna las publicaciones posteriores a 1939 y las que no han pasado a dominio público.



Fuentes y más información

Hernández, M. R. (1999). “Prensa y poder: Los periódicos de  La Palma en la dinámica política de la Restauración”. En: Revista de Historia de Canarias181: pp. 127-164  (Acceso al texto completo) 

Izquierdo, E. (2005). Periodistas canarios siglos XVIII al XX.

Maffiotte, L. Los periódicos de las Islas Canarias: apuntes para un catálogo. 1905-1906

Poggio, M. (2017). La imprenta en la isla de La Palma (1835-1960) Tesis inédita

Régulo, J. (1948). “Los periódicos de la isla de La Palma (1863-1948)". En: Revista de Historia, 84: pp. 338-413