lunes, 1 de julio de 2019

El Paisaje Cultural de Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña de Gran Canaria

Risco Caído. Imagen Cabildo de Gran Canaria


Durante esta semana tiene lugar en Baku (Arzerbaijan) la Reunión del Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO en la que se examirán las nuevas propuestas repartidas por todo el mundo y donde nuevamente las Islas Canarias cuentan con presencia. Se opta a Patrimonio de la Humanidad de Sitio Cultural como Paisaje Cultural de Risco Caído y los espacios sagrados de montaña de Gran Canaria.

Cuando se consiga superar este último paso, este espacio se sumará a los Bienes Culturales y Naturales de Canarias inscritos ya en las listas de Patrimonio Mundial: 
Parque Nacional de Garajonay (Bien Natural del Patrimonio Mundial 1986), San Cristóbal de La Laguna (Bien Cultural del Patrimonio Mundial 1999), Parque Nacional del Teide (Bien Natural del Patrimonio Mundial 2007) y Silbo Gomero (Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad 2009).

El Paisaje propuesto abarca la Cuenca de Tejeda, El Macizo de Tamadaba y Barranco Hondo que albergan algunos espacios arqueológicos de gran valor como el Almogarén de Risco Caído, el Santuario de Risco Chapín, la Mesa de Acusa, la Sierra de Bentayga y Roque Nublo. Lugares en los que naturaleza, arqueología, historia y etnografía cruzan sus caminos.
Allí donde la cultura troglodita, los grabados aborígenes, sellos-pintaderas, ídolos o, incluso, el cielo esconden claves cuya solución a veces se muestra con claridad y en otras permanece el misterio, no siendo pocos quiénes intentan desvelarlos.

Casas-Cuevas, La Atalaya (Santa Brígida), 1890. FEDAC
En esta zona de Gran Canaria tenemos, por ejemplo, los conocidos como "Grabados de Balos", las primeras noticias de estas figuras datan del s. XVIII, aunque los estudios más rigurosos se llevan a cabo a partir de 1970. Sobre las pintaderas, halladas por toda la isla, no tenemos una explicación definitiva de lo que puedan representar, una de la tesis más conocida es que se usaban para pintarse el cuerpo, aunque también se plantean otras hipótesis como la de ser sellos identificativos o la posibilidad de tener varios usos. Igual de enigmáticos resultan los ídolos o figurillas, las hay de múltiples tipos, son especialmente relevantes las de representaciones femeninas encontradas tanto en emplazamientos domésticos como lugares de culto. Mejor documentada tenemos el hábitat en cuevas -las casas cuevas- porque este tipo de asentamiento perduró llegando incluso a conservarse, con la transformación que el paso del tiempo impone en sus usos.

De la investigación originada en las islas en este contexto grancanario queda constancia en la numerosa bibliografía generada y que está representada en los fondos de la Biblioteca de Canarias de la Universidad de La Laguna: monografías, obras colectivas, tesis, artículos de revistas, periódicos o congresos.

Con la posible declaración como Patrimonio de la Humanidad a este enclave los estudios basada en la época prehispánica en Gran Canaria y en el Archipiélago adquirirían una indudable visibilidad internacional. Desde la Biblioteca deseamos lo mejor a este proyecto.

Imágenes
--Foto de cabecera obtenida en UNESCO, new inscribed properties.
--Segunda Foto de FEDAC, ejemplo gráfico histórico de Casas-Cuevas.

Más información
Selección de artículos:
--Celso Martín de Guzmán en Dialnet.
--Cuenca Sanabria, Julio y otros. El Culto a las cuevas entre los aborígenes canarios: el almogarén de Risco Caído (Gran Canaria). Almogarén,  Nº. 39, 2008, págs. 153-190. 
--Cuenca Sanabria, Julio. Nueva estación de grabados alfabetiformes en el Roque de Bentayga. El Museo Canario, Nº. 49, 1992-1994, págs. 101-105.
--Dall’Agnola, Massimo . El empleo de las pintaderas en la cultura protobereber y su reflejo sobre la civilización aborigen canaria XVIII Coloquio de Historia Canario-Americana, 2008. 
--Jiménez Arqués, María Inmaculada. Artenara: Las casas-cuevaNarria: Estudios de artes y costumbres populares (ejemplar dedicado a la Isla de Gran Canaria)Nº 18, 1980, págs. 3-5.
--Jiménez González, José Juan. Un centro cultural en Bentayga (Tejeda, Gran Canaria). Investigaciones Arqueológicas, Nº1, 1988, págs. 81-86. 
--Jiménez Sánchez, Sebastián. Nuevas aportaciones al mejor conocimiento de las inscripciones y de los grabados rupestres del “Barranco de Balos”, en la Isla de Gran Canaria. Anuario de Estudios Atlánticos, Vol. 1 Nº. 8, 1962. 
--Luján Henríquez, José A. El paisaje troglodita de Artenara. Historia, morfología y símboloCrónicas de Canarias, Nº. 4, 2008, págs. 63-82.
--Luján Henríquez, José A. Los piqueros en el paisaje troglodita de ArtenaraEl Pajar: Cuaderno de Etnografía Canaria, Nº. 22, 2006 , págs. 82-89.
--Luján Henríquez, José A. Tradición y cambio en los caminos reales de Artenara (Gran Canaria)El Pajar: Cuaderno de Etnografía Canaria (Ejemplar dedicado a: Los caminos tradicionales de Canarias)Nº. 29, 2011 , págs. 101-109.
--Luján Henríquez, José A. La Vega de Acusa (Artenara): Aproximación a la historia de un reciente cambio socioeconómico (1962-2003)Crónicas de Canarias, Nº. 1, 2005, págs. 41-79.
--Martín Rodríguez, Ernesto y otros. Vivir y morir en Risco Chimirique. Investigaciones arqueológicas en la Cueva de Tejeda (Gran Canaria) Anuario de Estudios Atlánticos, Vol. 1 Nº. 49, 2003. 
--Molina González,José. Análisis de las simetrías en las pintaderas de Gran Canaria: una introducción metodológica. XXI Coloquio de Historia Canario-Americana, 2016. 
--Molina González,José. Las pintaderas de Gran Canaria desde el análisis espacial. Nuevos planteamientos metodológicos. XX Coloquio de Historia Canario-Americana, 2014. 
--Molina González,José; Molina Reyes, Fayna; Prieto Angulo, Patricia. Las pintaderas y la pintura corporal entre los antiguos canarios. XXII Coloquio de Historia Canario-Americana, 2017. 
--Ojeda Cabrera, Carmelo. Aportaciones a la fenomenología arqueoastronómica observable desde el entorno cultural de Bentayga. XV Coloquio de Historia Canario-Americana, 2002. 
--Peinado Rodríguez, Francisco. Almogarén del Bentayga. Revista de arqueología, Año nº 23, Nº 256, 2002, págs. 44-49.

martes, 18 de junio de 2019

Alexander von Humboldt y la repercusión de sus impresiones de Tenerife

Vista de Santa Cruz en torno a 1825 de J.J. Williams. Reproducida en: Histoire naturelle des îles Canaries de Philip Barker-Webb y Sabin Berthelot. Tomo I.3. Les miscellanées canariennes, planches (nº18)












Las Islas Canarias, y particularmente Tenerife, no ha dejado de ocupar, desde hace cientos de años, una posición de excelencia y privilegio en el ámbito de la historia de las ciencias. La razón que se esconde tras esta realidad viene secundada, en parte, por la valía intelectual de un importante número de personalidades científicas que hicieron escala en esta isla, aupándola a unas cotas de conocimiento y de fama mundiales. La identidad de las figuras que integran esa pléyade de visitantes nos asombra, remontándose al siglo XVII los primeros testimonios que elegían este territorio insular por sus capacidades naturales y paisajísticas, definiendo Tenerife y su Teide como espacios singulares por su especificidad y condiciones naturales intrínsecas. 

Uno de los ejemplos más preclaros de ese impacto mediático fue el naturalista alemán Alexander von Humboldt [1769-1848], sin lugar a dudas, uno de los referentes académicos que auspiciaron que Tenerife llegase a ese nivel de máxima resonancia con un reconocimiento inigualable de alabanza hacia su ecosistema y su belleza natural. Las palabras del erudito germano hipnotizaron a decenas y decenas de otros estudiosos, entre ellos Charles Darwin, Charles Lyell o Leopold von Buch, que no dudaron en reconocer y repetir el eco de esas alabanzas.
Concretamente el 19 de junio de 1799, hace 220 años, el bergantín “Pizarro” recalaba en Santa Cruz de Tenerife, desembarcando en ese puerto Humboldt en compañía de su ayudante en la expedición, Aimé Bonpland. Con esta escala daba inicio una intensa semana que iba a llevar al equipo científico al norte de la isla primero y a la cima de El Teide después. 

La repercusión de las impresiones botánicas que cautivaron al naturalista alemán, particularmente la innovadora idea de los pisos de vegetación, del influjo de la climatología en la altura y la calidad de los ecosistemas fueron estereotipos que, gracias a la mirada de Humboldt, convirtieron la isla de Tenerife en un paradigma envidiable de la Naturaleza. 


Vista de Santa Cruz en torno a 1825 de J.J. Williams. Reproducida en: Histoire naturelle des îles Canaries de Philip Barker-Webb y Sabin Berthelot. Tomo I.3. Les miscellanées canariennes, planches (nº6)


































Texto de Daniel García Pulido



Notas:

--Disponible en Patrimonio Bibliográfico Lacunense la obra: Alexander von Humboldt's Reisen in Amerika und AsienBd. 1-2 Reisen in die Aequinoctial-Gegenden Amerika's, publicada en Berlín entre 1857 y 1858, donde se describe su llegada a Santa Cruz de Tenerife y su estancia en la isla.

--Las imágenes proceden de: Histoire naturelle des îles Canaries. Tomo I.3. Les miscellanées canariennes, planches, de Philip Barker-Webb y Sabin Berthelot, publicada en París entre 1836-1844. La imagen que encabeza es tomada de los fondos de nuestra Biblioteca y la segunda digitalizada en Bayerische Staatbibliothek, München. Estas vistas serían, con muy pocos cambios, las que Humboldt pudo ver al llegar a Santa Cruz de Tenerife y son grabados hechos en base a los dibujos de James J. Williams aproximadamente hacia 1825.

martes, 28 de mayo de 2019

Entrega del Premio Canarias 2019 en la modalidad Internacional al profesor José Gómez Soliño

Clase de despedida del profesor José Soliño.
Fondo Antiguo de la Biblioteca de la ULL
El 30 de mayo se entregarán los Premios Canarias, que este año corresponden a las modalidades de Comunicación concedido a la periodista Lourdes Santana Navarro, actualmente directora regional de la Cadena SER en Canarias. A la de Acciones Altruistas y Solidarias que ha correspondido a la Comisión Española de Ayuda al Refugiado en Canarias (CEAR), principal organización española de referencia en la defensa y promoción de los derechos de las personas refugiadas y necesitadas de protección internacional. Y en la modalidad de Internacional el premiado es el profesor de la Universidad de La Laguna José Secundino Gómez Soliño.

Desde aquí felicitamos a todos los galardonados y dedicamos un homenaje especial al profesor Soliño, al que llega este merecido reconocimiento cuando finaliza una larga trayectoria como docente en la Universidad de La Laguna. El pasado 21 de mayo impartía su última clase de "Inglés Medieval" en la Sala del Fondo Antiguo de nuestra Biblioteca, no en vano los libros son una de sus grandes pasiones. 


José S. Gómez Soliño

Catedrático de Filología Inglesa, ex-rector de la Universidad de La Laguna (1999-2003) y Premio Canarias 2019, se considera a sí mismo ante todo un universitario y, es por ello que ha centrado su trayectoria profesional en trabajar por conseguir una universidad mejor en todas sus facetas, fortaleciendo asimismo el vínculo de esta con la sociedad.

Licenciado y doctor en Filosofía y Letras, con Premio Extraordinario, por la Universidad de Oviedo, y tras impartir docencia en la Universidad de Glasgow (1975-78) y en la Universidad de Oviedo (1978-80), Gómez Soliño entró a formar parte del entonces Departamento de Filología Moderna, actualmente Departamento de Filología Inglesa y Alemana, de la Universidad de La Laguna. 


Su trayectoria académica ha estado marcada por tres de sus grandes pasiones: las lenguas, no sólo como sistema de comunicación entre individuos, sino como transmisoras de culturas, ideologías y tradiciones; su pasión por los libros y su convicción de que la labor que desempeñamos ha de ser de utilidad para la sociedad.

Su tesis doctoral, Variación y estandarización en el inglés moderno temprano: 1470-1540 (1974), supone el inicio de una actividad investigadora fundamentalmente centrada en la Historia de la Lengua Inglesa en los siglos XV y XVI. Dicho trabajo, citado en importantes obras de repercusión internacional, como The Oxford History of English (2017), así como posteriores publicaciones en esta área (“Paston, Celys and the Standard Language in the Late Fifteenth Century” (1997), “Continental English and the Standarization of the English Language in the Early Sixteenth Century: 1525-1540” (1996), “La génesis del inglés estándar moderno: historia y estado actual de la cuestión” (1985), entre otras) han contribuido a un mayor conocimiento de las variaciones estilísticas, sociolingüísticas y dialectales de la lengua inglesa de esos siglos, así como del proceso de estandarización del inglés moderno temprano. 


Sin abandonar este campo de investigación, estrechamente ligado a su pasión por los libros y textos antiguos, y tras unas estancias formativas en las universidades de Stanford (1987) y de Santa Cruz de California (1991), emprende una nueva línea de investigación que será sin duda decisiva en la conformación de la sección de Lingüística Inglesa en el área de Filología Inglesa: el análisis de la lengua inglesa desde una perspectiva funcional. Convencido de que las lenguas son instrumentos de interacción social, Gómez Soliño defiende la importancia de estudiar las unidades superiores del discurso o unidades textuales para poder dar cuenta de los usos de las lenguas en situaciones comunicativas reales. Su principal aportación en este campo (“La organización jerárquica de los textos desde una perspectiva funcional” (1996)) ha servido de inspiración en el desarrollo del nivel del discurso en el marco de la Teoría de la Gramática Funcional del Discurso (Functional Discourse Grammar (2008)). 






Dicho modelo teórico propició su acercamiento al campo de la Tipología Lingüística que, unido a su inquietud personal por conocer lo más cercano a nosotros y dejar un poco de lado el “ombliguismo europeo”, despertó su interés por los aspectos culturales y sociopolíticos de las lenguas africanas, iniciando así una activa y fecunda relación con el continente africano. Además de sus publicaciones en este campo (“¿Independencia política y dependencia lingüística? Las lenguas como factor del desarrollo africano” (2010), “El imaginario atlántico en la cultura caboverdiana” (2012)), cabe destacar su importante e incesante labor de cooperación con diversas instituciones del continente africano. Participó activamente en la constitución del Centro de Estudios Africanos de la ULL, que dirigió entre los años 2006 y 2014, y del que continúa siendo un miembro activo. Fue el promotor y director del Máster en Estudios Africanos de la ULL (2011-2018), así como promotor y co-director de CampusÁFRICA en las tres ediciones celebradas hasta la fecha (2014 / 2016 / 2018), un proyecto de gran impacto internacional, como muestra su presentación, por invitación de la UNESCO, en el Foro Mundial de la Ciencia (Budapest, 2015) y en el Simposio Internacional sobre Diplomacia Científica (Washington, 2017). 

Como parte esencial de ese espíritu de universitario inquieto y entusiasta, a la vez que exigente y comprometido, que lo caracteriza, no podemos olvidar su calidad como docente y su dedicación a sus alumnos y doctorandos, que han podido disfrutar tanto de su riqueza intelectual como de su calidad humana. En su labor de director de trabajos de investigación, entre los que se encuentran unas trece tesis doctorales, ha sabido compartir su rigor científico y pasión por investigar, contribuyendo a formar a gran parte de los hoy miembros de la sección de Lingüística Inglesa de la ULL, así como a profesores de otras universidades, como la Universidad Nacional de Guinea Ecuatorial y la Universidad Gaston Berger de Saint Louis, Senegal.

Todos los que hemos compartido alguna etapa de su trayectoria profesional sabemos valorar su alto sentido del compromiso, su estilo conciliador y afable, así como su actitud constructiva y enorme generosidad.


Texto de la profesora María Jesús Pérez Quintero