miércoles, 28 de noviembre de 2018

Cómics en Canarias

Los cómics también llamados tebeos, historietas, colorines, folletín, sin olvidarnos de la versión japonesa del manga, han tenido una presencia constante en la sociedad. 
Su origen puede considerarse reciente en la historia o, si se establece un criterio de análisis más amplio, remontarse hasta tiempos muy lejanos.

El cómic, medio de expresión y transmisión esencial en la cultura popular desde la segunda mitad del siglo XX, no solo recoge, normaliza y expande esas herramientas de comunicación de un mensaje a través de la conjunción de texto y dibujo presentes desde hace siglos, sino que se ha convertido en un eficaz medio para el conocimiento y divulgación de la propia historia y, a su vez, se ha extendido a casi cualquier ámbito social y territorial donde un conjunto de ávidos lectores, adultos y jóvenes, quieren recibir ese mensaje inmediato y estimulante. No podía ser de otra manera en las Islas Canarias donde autores del arte secuencial han producido un amplio corpus de obras.
Ilustraciones de Diego Crosa. Revista Gente Nueva, 14 de mayo 1900, nº 28
Los antecedentes canarios se encuentran en las revistas y periódicos que iniciaban su andadura entre el siglo XIX y principios del XX, cuando comienzan a añadir en sus páginas el humor gráfico, las caricaturas y las ilustraciones de la mano de grandes autores isleños de aquella época: Ernesto Meléndez Cabrera, Diego Crosa (Crosita), Manuel Verdugo, Francisco González Padrón o Manuel Reyes.
En los años siguientes, además, ya la prensa local publica traducciones de viñetas y empiezan a llegar como ediciones independientes los célebres cómics internacionales y los tebeos nacionales.

Será en la década de los ochenta cuando se hable de los primeros cómics canarios, habitualmente publicados como fanzines: Hormiga de Pan, Camello, Punto Kaliente, S.D.R. o Cocainc.



Como ocurre en otros lugares, los cómics resultan eficaces para la difusión entre el público infantil y juvenil de la historia, costumbres y personajes del Archipiélago con numerosas títulos como La batalla de Tamasite, La historia de Canarias en comic: guagogui y, los más recientes, Historias de guanches de Juan Carlos Mora, entre otros.
Entretanto a la prensa insular llega una nueva promoción de humoristas gráficos, con sus populares tiras y viñetas, como Morgan, Francisco Medina, Eduardo González Rodríguez, Ducha & Burgazzoli.  

Con la garantía del camino recorrido la siguiente generación de autores de la ilustración y el cómic en las islas, que encuentran otras fuentes de inspiración en sus trabajos, triunfan tanto en el ámbito nacional como internacional. Este es el caso de Javier Pulido incorporado a la esfera Marvel y DC, donde dibuja para distintos números de Hulk, Catwoman, Spiderman, Batman, La Bruja Escalata, Jessica Jones y muchos otros; o Ángel Hernández ilustrador de Arrow y Flash. También Rayco Pulido -hermano de Javier Pulido- Premio Nacional del Cómic 2017 con Lamia. 
Con la mirada puesta en un futuro próximo, que se presenta prometedor, una nueva etapa empieza a dibujarse entre nuevos protagonistas en la cultura del arte gráfico.





El mundo del cómic también forma parte de los documentos disponibles en la Biblioteca de Canarias de la Universidad de La Laguna con una importante presencia que pueden verse en la muestra bibliográfica que hemos preparado. Los títulos expuestos, y otros, se encuentran disponibles en el enlace: Bibliografía. Cómics en la Biblioteca de Canarias de la ULL.





Nota:
Imágenes propias

No hay comentarios :

Publicar un comentario