jueves, 18 de febrero de 2016

Pedro Lezcano. Letras Canarias 2016


Poeta mayor, de la periferia, que no periférico, "hombre de antes quebrar que torcer" como decimos en Portugal. Pedro Lezcano hizo por merecer un lugar no sólo en la memoria literaria de la lengua castellana, sino también en esa otra, mucho menos poblada, de las grandes figuras humanas.

Así define José Saramago a Pedro Lezcano en el prólogo de Mis islas y los días, autor al que se dedica este año el Día de las Letras Canarias en reconocimiento a su trabajo literario como poeta, prosista y dramaturgo. Su trayectoria literaria también fue reconocida en 1989 con el Premio Canarias de Literatura.

Pedro Lezcano nació en Madrid en 1920 y se trasladó a Gran Canaria con su familia cuando aún era niño. Allí falleció en 2002. Siempre se consideró un canario más, que se sentía "enamorado" de las Islas*.
Además de su labor literaria, ejerció de político en la etapa final de su vida y también se dedicó durante muchos años a la tarea de impresor: fundó la célebre Imprenta Lezcano, donde libros y reuniones de charlas diversas compartieron protagonismo y espacio.

Colaboró en muchas revistas literarias, lo que ha contribuido a que buena parte de su poesía se encuentre dispersa. Participó junto a Agustín Millares Sall, Ventura Doreste, Ángel Johan y José María Millares en la publicación de lo que sería una de las primeras manifestaciones de la llamada "poesía social" en España, Antología cercada (1947), con dos poemas Tierra o mujer y Edicto

El escritor, crítico literario y amigo suyo Ventura Doreste escribía en Romancero canario sobre la poesía de Lezcano: «se trata de un poeta en quien el lirismo arrastra un fondo filosófico. Es poeta que anuncia ya una madurez excelente. Su caudal poético es abundante, hondo; su técnica justa. Casi nunca es poeta de pura delicadeza lírica y casi siempre su entusiasmo aparece amortiguado por la ironía». 
Unos años después, en la obra Consejo de paz, escribe Ventura: «Lezcano es un lírico sumamente personal, tanto por la técnica de su verso como por el hondo pensamiento; en sus poemas se hallará siempre una sobria y original emoción.»
El calificativo de poeta "lírico" le acompañaría ya siempre.

Pedro Lezcano fue poeta por encima de todo, pero también se adentró en otros senderos literarios como el cuento y el teatro, y ofreció numerosos discursos o conferencias.
Le preocupaba la pérdida de interés del público por la lectura poética. En este sentido planteó lo que, a su juicio, debe considerarse en Poesía y nos dice «es necesario que la palabra suene».
Defendió la coexistencia en la Poesía del conocimiento y la técnica literaria con la expresión y la comunicación, «sin la primera, lo que el poeta puede llegar a transmitir no es digno de ser oído; sin la segunda, no se transmite nada». 


En otro momento, reflexiona Lezcano sobre el porqué escribir y nos da su respuesta, «escribir, para mí, es ejercer plenamente el derecho a la libertad. Exijo mi libertad para escribir, respetando la ajena libertad para leerme o ignorarme». 





Puede consultar las obras disponibles de Pedro Lezcano en el catálogo de la Biblioteca o en el tablero de Pinterest que le hemos dedicado.












Para saber más de Pedro Lezcano recomendamos el apartado que le dedica la Academia Canaria de la Lengua y el artículo que la catedrática de Lengua Castellana y Literatura Teresa Cancio León publicó sobre nuestro autor en la revista Rincones del Atlántico.

Asimismo, le animamos a la lectura del poema La Maleta, que reproducimos en nuestro blog, uno de sus obras más populares y conocidos.

Fuentes
CANSIO LEÓN, Teresa: Pedro Lezcano y su obra, (2000).
LEZCANO, Pedro: Consejo de paz, (1965).
LEZCANO, Pedro: Mis islas y los días, (2003).
LEZCANO, Pedro: Romancero canario, (1946).

Notas
* Verso de Consejo de paz
Explica su enamoramiento a las Islas Canarias en su disertación El embrujo de Canarias.
*Imagen de la obra Cinco poemas con dedicatoria manuscrita de Pedro Lezcano a Ventura Doreste (procede del legado documental Ventura Doreste-Josefina Zamora custodiado en la Biblioteca de la Universidad de La Laguna).

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada